Una carta de desamor

Imagen de Eduardo Mata Icaza

Os echo de menos. Pero esta vez sin rencores, sin esos sentimientos locos que me inundaban y provocaban tanto dolor. Os echo de menos con tranquilidad. No hay día que no me acuerde de vosotros. Estoy serena porque ya no os odio; mi enfado desapareció hace mucho tiempo. No os puedo negar que no vuelva de vez en cuando, pero dura tan poco que solo me permite soltar dos o tres improperios.

No os debería escribir de resaca porque ¿a quién le apetece en estas condiciones? Sin embargo, llevo tanto tiempo pensando lo que poneros que hoy me lo ha pedido el cuerpo. Los buenos momentos que hemos pasado juntos han sido inigualables. En mis recuerdos de estos últimos años siempre estáis vosotros. Es complicado contar una anécdota sin pronunciar vuestro nombre. Tenéis un hueco continuo en mi mente. Mi vida, durante casi tres años, ha estado ligada a la vuestra; y eso no se olvida fácilmente.

Quizá debería hablaros de sentimientos, de lo mucho que lamento lo que ha pasado y cómo os he hecho sentir. O de cómo os he llamado por las noches en sueños y he llorado por vuestros desprecios. Me da vergüenza admitir que, a veces, en los días malos del mes, aún lloro por vosotros. No puedo evitarlo. Es mi tema tabú, el que más me afecta. Sois esa espina clavada en el corazón que, en cuanto me despisto, sangra.

¿Creéis que hubo amor en algún momento? Yo pienso que sí, pero que no supimos cómo arreglarlo o cuándo parar. Creo que pensábamos, muy cercanos a aquel mito del amor romántico, que el amor lo puede todo. Y no os confundáis, lo pudo; pero no como nosotros imaginábamos, porque al final lo destrozó. Nos destrozamos nosotros.

¿Creéis que hubo amistad? Me diréis «el amor es amistad». Y yo no os lo podré negar, pero tampoco me podréis refutar el hecho de que hemos sido muy malos amigos. Seguramente, los amigos más penosos del mundo. Nosotros, que creíamos entendernos en todo momento, que no terminábamos la frase porque la completaba el siguiente. Nosotros, que pensábamos que mejores amigos no podía haber, a la hora de la verdad fuimos cada uno a lo nuestro, olvidándonos del resto. Creo que eso no me lo voy a perdonar nunca. No supimos querernos fuera de aquella relación que habíamos formado. No supimos ser amigos de verdad.

Ahora diréis que soy tonta por escribir esto cuando ya ni nos miramos a la cara —al menos no directamente—. Y la verdad es que así me siento, pero cuando pienso en vosotros es mi estado normal. Hay muchos motivos por los que sentirse así, el mayor de ellos es porque, habiendo pasado más de un año desde que se rompió todo, yo sigo pensando que la historia no está cerrada. Absurdo, ¿verdad? No os creáis: me cuesta renunciar a los finales felices. Y no solo eso, también influye mucho el hecho de seguir queriéndoos.

Sí, habéis leído bien. Os quiero. No os penséis cosas raras. No hablo de querer en el sentido de pasión, de amor, de fueron felices y comieron perdices. Hablo de un sentimiento que, por mucho que he intentado desterrar, no he podido y, por tanto, he tenido que aceptarlo. Durante varios años he sido muy feliz a vuestro lado y, aunque las cosas jamás volverán a ser iguales, yo tengo muy claro que, si algún día queréis solucionarlo todo, yo voy a estar dispuesta a ello. Por eso mismo sé que os quiero. Intenté ocultar lo de quereros con el tema del odio, pero al final me di cuenta de que no me engañaba ni a mí misma, así que ya lo he aceptado. No creo que vosotros lo hayáis hecho, si es que me seguís queriendo —cosa que dudo mucho, teniendo en cuenta lo cabezotas que sois—.

Quizá algún día leáis esto. Por ello, os aviso: aunque os hable en plural, os pienso en singular.

 

Twitter: @Kuralaza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: